Pudín de manzana y frutos rojos

Pudín de manzana y frutos rojos
El pudín es un postre originario de la cocina inglesa y estadounidense que durante años se ha extendido por las cocinas del mundo en diferentes variedades y sabores. Casi todas sus recetas son de sabor dulce, pero hay algunas versiones para prepararlo salado.
Por sus múltiples formas de preparar y los ingredientes que utiliza, el pudín es un postre perfecto para cualquier ocasión y sobre todo para aprovechar aquellos ingredientes que parecen que están perdiendo su vida útil.

¿Cómo preparar pudín de manzana y frutos rojos?

Para nadie es un secreto que las manzanas tienden a madurarse rápido y si no las consumimos en determinado tiempo se pueden estropear.
Algo similar pasa con los frutos rojos cuando no se consumen a tiempo y se dejan en un lugar poco adecuado para  conservar su frescura.
Por suerte, la combinación de estos dos ingredientes es perfecta para preparar un delicioso pudín frutal que podemos disfrutar en cualquier ocasión especial o durante la merienda.
Ingredientes
1
  • 2 manzanas.
  • 3 huevos.
  • 20 gramos de arándanos.
  • 500 ml de leche.
  • 60 g de azúcar.
  • 3 magdalenas.
  • Piel de un limón.
  • Canela en rama.

Preparación

11
  • Paso 1. Pon a hervir la leche junto con el azúcar, la piel de limón y la canela en rama.
  • Paso 2. Parte las magdalenas hasta hacerlas migas.
  • Paso 3. Cuando la leche llegue a ebullición, retírala del fuego y reserva.
  • Paso 4. Pela las manzanas, descorazónalas y córtalas en trocitos.
12
  • Paso 5. Carameliza el molde abundantemente.
  • Paso 6. Esparce las migas de la magdalena por el molde, tratando de ocupar todo el espacio.
  • Paso 7. Añade a continuación los pedazos de manzana y los arándanos.
  • Paso 8. Cuela la leche en un recipiente aparte.
13
  • Paso 9. Añade los huevos a la leche y bate la mezcla.
  • Paso 10. Una vez batida, vuelca la mezcla en el molde.
  • Paso 11. Lleva la mezcla al baño María al horno a 180 ºC.
  • Paso 12. Hornéalo durante 45 minutos, retíralo del horno y disfruta.

¡Para  tener en cuenta!

  • Las magdalenas utilizadas pueden estar duras o a punto de caducar.
  • La cantidad de manzanas y arándanos puede variar dependiendo del tamaño que tengan y de lo grande que sea el molde.
  • Si el molde empleado es tipo tarta basta con ponerle dos capaz de manzana un una de arándanos para que quede perfecto.
  • Cuando el pudín esté listo, se puede introducir en el refrigerador una o dos horas para darle un sabor más delicioso.
  • Este postre se conserva hasta dos días en el refrigerador después de prepararlo.
Como lo puedes notar, esta receta es muy fácil de preparar y te aseguramos que no te quitará mucho tiempo. ¿Tus manzanas se están empezando a madurar?, después de probar esta receta no vas a querer desaprovecharlas nunca más.


Siguiente
« Post Anterior
Gracias por los comentarios